sábado, 18 de junio de 2016

Optimización: Palabras clave

Palabras Clave: Proceso Básico de Optimización


En un sitio web se pueden optimizar muchos parámetros: títulos, URLs, páginas de aterrizaje, páginas de captura, relación contenido/código HTML, y varios más. Uno de los más importantes es el uso correcto de palabras clave. Es un ciclo continuo, en el que se eligen ciertas frases y después de un tiempo se evalúa el resultado individual de cada palabra.

Un ejemplo servirá para ilustrar el proceso, paso a paso.

Supongamos que deseamos comercializar un ebook sobre bajar de peso y algunos productos naturales relacionados al tema.


Paso 1 – Listado de Palabras



El primer paso en el proceso de optimización es elaborar un listado de palabras y frases que reúnan las siguientes características:

  • que imiten el lenguaje natural que usaría un navegante interesado en el tema
  • que sean lo suficientemente amplias como para asegurar un buen flujo de visitas
  • que sean lo suficientemente específicas como para evitar ambigüedades
  • que no tengan mucha competencia

“Bajar de peso”, cumple sin duda las dos primeras condiciones. Pero falla en las otras; especialmente, en la cuestión de competencia. Según Google, existen unas de 30 millones de páginas con esa frase en español en criterio amplio. Obviamente, no queremos competir con tantos emprendedores. Frases más específicas serían “bajar de peso rápido” o “cómo bajar de peso en pocas semanas”.

A fin de minimizar la competencia y las ambigüedades, tendremos que realizar una tormenta de ideas y proponer cuantas variantes se nos ocurran. La Herramienta para Palabras Clave de Google (Keyword Research Tool) ofrece una ayuda inestimable al sugerir combinaciones populares de palabras que seguramente a nosotros no se nos habrían ocurrido.


Paso 2 – Estudiar a la competencia



En optimización no se pretende inventar la pólvora. Casi con seguridad, nuestros competidores ya han realizado un estudio de palabras claves y han seleccionado las más útiles. Una rápida mirada a las etiquetas meta keywords en el código fuente de sus páginas podría facilitarnos el trabajo.


Paso 3 – Podar la lista



Una vez que contamos con una lista de candidatas a palabra clave, debemos recortarla. Eliminamos aquellas que tienen demasiada competencia y aquellas que cuentan con muy pocas búsquedas mensuales. ¿Cuánto son pocas? Eso depende del público objetivo al que apuntamos.


Paso 4 – Usar la lista



Ahora, es tiempo de usar ese listado y crear artículos o entradas de blog que contengan las frases elegidas.

Hace unos años, era común llenar un artículo con un alto contenido de palabras claves. En algunos sitios aún se pueden leer textos con una densidad de hasta 3%. —como referencia, en un artículo con la extensión de este, eso significaría repetir unas 12 veces la misma frase; alrededor de una vez cada 2 o 3 renglones). Aparte de ser contraproducente para una lectura natural, esa táctica ya no funciona, pues los algoritmos de los buscadores se han modificado y dicha práctica se considera spam. La regla actualmente es incluir tantas frases claves como sea posible mientras que el texto sea legible y sin artificios.


Paso 5 – Repetir el proceso periódicamente



Algunas palabras clave son longevas; otras, tienen una vida efímera. El proceso de optimización debe repetirse. Para eso, será imprescindible consultar las estadísticas del sitio y llevar un control de cuáles palabras usaron los visitantes para aterrizar en alguna de las páginas.

Más información sobre como utilizar las palabras clave para optimizar tu web pinchando aquí.